Creemos que por esta pregunta razonable han pasado los pensamientos de personajes como Rosa Oriol Tous en su empresa, como los de alguna madre desesperada ante el gasto incontrolable de sus hijos. Y es que ser directamente responsable de todo lo que implica la economía doméstica, también podría funcionar  como una manera de educar a los más pequeños de la casa en gran cantidad de aspectos como los valores, ya que ello Implica buscar información, tener prudencia, saber como pedir un consejo, además de saber comparar, calcular, prever, ser justo en las decisiones, pero sobretodo no ceder ante cualquier capricho. 

Pero aprender sobre economía del hogar, también puede convertirse en una actividad lúdica ya que salir de compras y otorgarle una suma de dinero a un preadolescente con la que se hará responsable de la economía familiar puede resultar tanto o más divertido que una tarde a solas con la play. Y es que solo esta pequeña actividad se convierte en un grano de arena en todo lo que los jóvenes pueden formarse en el ámbito de la educación financiera, sobretodo desde muy temprana edad, pero siempre a su nivel.

En medio de todo, es importante no olvidar que la educación financiera se conforma como parte de la educación integral y que no solo consiste en no comprar determinado producto, sino en saber llevar las cuentas ya que ello les servirá para toda la vida. Cuando la educación financiera se ha desarrollado en el entorno familiar desde muy pequeños,  esta fortalece diversas áreas de la educación escolar favoreciendo el adecuado desarrollo mental del niño. 

Llevar a la realidad al joven 

Lo ideal es que el chico pueda aprender cual es el costo de las cosas como ropa, alimentos, utensilios, materiales de la escuela, materiales para el deporte, entre otros, de esta manera también se le puede adentrar en el costo de los servicios de uso diario como el transporte, la luz, el gas, la farmacia, entre otros. Si se trata de un preadolescente, ya puede entender el significado de cuando algo resulta más económico, y de lo que es el valor económico de lo que gastamos para llevar la vida incluyendo el sueldo, la casa, el auto. 

Incentivar a la contribución 

Todo este trabajo familiar, se realiza con el fin de que ello contribuyan a los ingresos familiares por medio de aportaciones enmarcadas en su escala, como por ejemplo dar clases particulares, o los distintos trabajos que se encuentran para su edad, como jardineria en casa de familiares, cuidar a los más pequeños de la familia, limpieza, y todo a cambio de una remuneración significativa. 

Alcanzar el ahorro

No gastar es una de las mejores formas de contribuir a la economía en la familia, pero eso se aprende cuando no se rompen las cosas, se mantiene limpia la ropa y ordenada, utilizando hasta el final las cosas como las zapatillas, el bolígrafo o el lápiz.